Cómo comprar ropa ética y no arruinarse

martes, 20 de marzo de 2018
Hoy voy a volver al tema que introduje en el post de la semana pasada: cómo comprar ropa ética sin gastarse un dineral. El dinero es la primera excusa que normalmente me plantea la gente cuando hablo de moda sostenible y, realmente, no creo que sea el primer "obstáculo". Hay muchas opciones para no gastarse mucho dinero pero sí que requieren una reprogramación respecto a lo que estamos acostumbrados a hacer.

comprar ropa ética y no arruinarse

  • Para mí, lo principal, es la paciencia. Ver una pieza de ropa una tarde y comprarla al momento será probablemente la manera en la que más dinero te acabarás gastando. Para ahorrar, hay que esperar al mejor momento.
  • Mercadillos. Alrededor de Barcelona hay muchas opciones de mercadillos dónde acuden pequeñas marcas ofreciendo descuentos. Por ejemplo, si estáis atentos a quién asiste a las ediciones del Palo Alto Market (se hace el primer fin de semana de cada mes en Barcelona) o en el R.E.C. de Igualada (se celebra dos veces al año) podéis encontrar descuentos desde un 10% a un 50% (o más) si es liquidación en diseñadores como IKA, Cus, Colmillo de Morsa, Carlota Oms, Pau Esteve, VisualPoetryBarcelona.
  • Rebajas. No todas las marcas sostenibles lo hacen, suelen tener rebajas aquellas marcas cuyo material depende de la temporada (p.ej. una marca de tejanos largos o de ropa interior básica puede no hacerlas porque va a vender el mismo producto un invierno que el verano siguiente). La mayoría de marcas sí que las hacen, aunque sea por un período menor de lo normal.
  • Promociones en RRSS. Seguir a los diseñadores y marcas en Instagram me ha hecho ver que hay muchas promociones de las que, de no seguirles, no me enteraría. A veces porque es alguna fecha especial como "el día de la mujer", "san valentín", "el día de la ecología" hacen buenos descuentos puntualmente.
  • Primer pedido después de suscribirse en newsletter. Algunas marcas ofrecen un 10% o 15% en tu primer pedido por subscribirte a la newletter lo cual está muy bien para ver qué te parecen sus productos y su servicio (si tarda mucho en llegar el pedido, cómo se gestiona el pedido...).
  • Newsletters. Si te has suscrito para el descuento del primer pedido y te ha gustado el proceso, no te des de baja del servicio aún, las newsletters pueden servirte. Por ahí suelen anunciar rebajas especiales solo para suscriptiores, ¡o incluso rebajas extra! que, de no leer la newsletter que muchos consideran spam, no nos enteraríamos.
  • Clubs fidelización. No es lo más usual, pero páginas como Veganized tienen un club fidelización en el que acumulas puntos con cada compra que después puedes cambiar por descuentos. Además, también te dan beneficios si le recomiendas a alguien la página y hacen su primer pedido.
Sobre todo, si no queremos gastar mucho dinero hay que comprar con cabeza, claro. Comprar lo que se necesita, que se pueda llevar con distintas combinaciones de ropa y que realmente nos guste, que no sea un impulso.

Personalmente, para evitar los impulsos yo dejo pasar un tiempo desde que pienso en querer comprar una pieza hasta que la compro (he dejado pasar hasta un año). Si después de este tiempo me sigue gustando y la sigo queriendo, es que no es un capricho.

Decidme, ¿os han parecido estos consejos útiles

4 comentarios:

  1. Llevo ya un tiempo buscando pantalones con esta filosofía, pero me falta lo que pones en negrita: paciencia.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha, nunca es tarde para aprender a ser paciente ;)

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Me ha encantado la entrada.
    Acabo de descubrir tu blog y me quedo como seguidora.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar