¿Dónde he estado?

martes, 7 de febrero de 2017
Hola, sí, soy yo, Judit, la que lleva casi un año desapareecida. Bueno, siendo justos no he desaparecido, sigo activa por RRSS, especialmente Instagram.

Si queréis saber un poco sobre qué ha pasado en mi vida, aunque solo sea para cotillear, la entrada de hoy os interesará. Eso sí, recomiendo coger un café o té porque la entrada de hoy es de las largas.

productos

Si recordáis, el año pasado estuve haciendo un máster y me robaba la vida (es decir, me robaba mucho tiempo, tampoco hace falta exagerar) y cuando tuve que empezar con las prácticas y lo que terminaría siendo mi Trabajo de Fin de Master se terminó lo que llamaba tiempo libre. Todo ha terminado bien, estoy muy contenta por dónde estoy ahora y volvería a repetirlo, así que, aún y haber sufrido unos meses, ha valido muchísimo la pena.

Mi intención era tomarme un mes o dos de descanso porque era lo que tardaría en entregar el trabajo, pero después empecé el proceso de selección en la empresa que estoy ahora y me apetecía descansar el rato que tenía libre. La verdad es que también me tomé este tiempo porque notaba que el blog se estaba convirtiendo más en una "tarea" que en un hobbie, algo para disfrutar, y no podía ser, necesitaba hacer un reset.

Este descanso también ha servido para darle un poco de lavado de cara al blog y hacerlo más amigable para móviles, espero que os guste y cualquier sugerencia será bienvenida.

De momento no sé cada cuánto actualizaré y no sé si será de manera regular. Decidme, ¿qué días soléis tomaros para leer blogs?

En todo este tiempo he evolucionado, he crecido y he tomado ciertas decisiones que puede que acaben viéndose reflejadas en el blog si vosotras, las que leéis estas palabras, lo queréis. Os cuento:
  • Por la televisión siempre vemos documentales sobre la moda, la fast fashion, las fábricas textiles con malas condiciones laborables, etc. Pero casi nunca provocan un cambio en la persona que lo ve y yo me incluía ahí dentro hasta que vi el documental "The True Cost" porque una amiga me lo recomendó (lo tenéis en Netflix). Me hizo pensar, reflexionar y esto, junto a haber empezado a trabajar y, por lo tanto, tener un sueldo, me ha hecho llegar a la decisión de no comprar nada que no sea hecho de manera "ética" o local.

    Es una decisión personal y puede no gustar, pero viendo lo que salía en The True Cost (y los otros miles de documentales que existen sobre el lado oscuro de la moda) no podía hacer otra cosa que no fuera actuar basándome en lo que yo creo: que todos deberíamos trabajar en buenas condiciones. Si pienso que una persona no se merece esas jornadas laborales, con ese sueldo, estando separada de su familia, no voy a comprar la ropa que ha hecho. Si tampoco me parece bien que ciertas marcas se estén haciendo con el mercado de la moda, cargándose a pequeños comercios y diseñadores, no puedo justificar comprar en ellas.

    Muchas veces, comentando este tema con amigos y conocidos, la excusa que todos ponen es "la ropa local es muy cara", bueno, es que es lo que de verdad cuesta hacer la ropa pagándole a la persona lo que realmente se merece y respetando las jornadas laborales para que pueda tener una vida fuera de su trabajo. También estamos acostumbrados a consumir muchísima ropa, ¿cuánta gente va casi cada semana a un centro comercial a mirar tiendas porque sí? Yo me incluía en este grupo pero ¿realmente necesitamos tener tanta ropa? A menudo la gente tiene en su armario alguna que otra prenda sin, ni siquiera, haberle quitado la etiqueta en semanas.

  • A esto, le sumo la reflexión a la que llegué con el libro "The Life-Changing Magic of Tidying Up" de Marie Kondo: Quedémonos con pocas prendas de ropa, pero que realmente nos hagan felices, que nos transmitan algo. Realmente os recomiendo el libro. No que os lo toméis muy en serio porque tiene mucha farandulería, pero sí leerlo en diagonal para quedarse con el mensaje.

    Yo no necesito tener 30 camisetas, 10 vaqueros y 17 jerseis, solo tengo un cuerpo, un armario y, al final, voy a terminar usando la ropa que quede encima o más a mano. Así que también, hace algo más de tiempo, decidí hacer limpieza de ropa y quedarme con la que realmente hacía que quisiera llevarla siempre. Ahora compro con cabeza, lo que necesito (o me apetece, a veces también va bien algún que otro capricho) y, sobre todo, que sea algo que constantemente quiera llevar, nada de comprar por comprar.

  • No sé si toca o no hablar del siguiente tema aquí pero, como es mi blog y soy yo la que decide, lo voy a comentar: Vi el documental "Cowspiracy", lo tenéis en Netflix, y cambio muchas cosas de mi alimentación y el día a día. No es otro documental en el que te enseñan lo mal que tratan a los animales en las enormes granjas de siempre, se basa en números para hablar de la no sostenibilidad de la dieta que llevamos actualmente. Muy, muy recomendable.

  • Además voy siendo más consciente del machismo a nuestro alrededor y he empezado a interesarme un poco más por el feminismo, leer sobre él, ver o leer entrevistas de activistas... Aún me siento muy noobie en este aspecto, pero voy intentando despertar la consciencia de los que me rodean porque a menudo se asumen muchas acciones como "esto es así desde siempre" y debería empezar a cambiarse esta actitud. Si hay algún sitio por dónde empezar el cambio a un mundo más igualitario es en nosotros mismos y aquellos de nuestro alrededor.

Es liberador haberme desenganchado a las rebajas, a ir de tiendas porque sí, puedo disfrutar de estar apoyando pequeñas marcas que lo hacen todo con muchas ganas o apostando por marcas más grandes que intentan cambiar los valores de esta industria.

Ya os he comentado que esto es algo personal y con lo que, por supuesto, podéis no estar de acuerdo. De hecho, os agradecería que dejarais vuestra opinión sobre estos temas en los comentarios porque hay cosas que aún me sorprenden sobre qué podemos pensar las personas.

Y la última pregunta de todas las que os he hecho, ¿os gustaría ver compras de ropa en marcas éticas o locales?

8 comentarios:

  1. Me gustan mucho tus reflexiones, especialmente la que concierne al feminismo, que es un tema con el que me siento muy implicada. Precisamente en mi centro estamos trabajando ahora los micromachismos con los adolescentes y es un tema...que tiene tarea.
    Espero que nos vayas contando cómo evolucionan todos estos pensamientos que hoy nos cuentas, me ha parecido muy interesante.
    Yo suelo leer blogs a diario en ratos muertos que tengo. Y escribir, dos o tres tardes a la semana, cuando me dejan las obligaciones familiares, pero para mi es mi tiempo de relax y lo disfruto mucho. Eso sí, con la programación soy muy organizada, si no, me sería imposible actualizar a diario.
    Eso sí, siempre he tenido claro que el blog debe ser una ilusión,no un trabajo extra.
    Tú ya sabes que, cuando actualices, aquí estaré.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo que te haya gustado, Noelia. Especialmente sabiendo que siempre has estado ahí siguiendo el blog valoro mucho tu feedback positivo.
      Muy buena señal que empecéis a trabajar los micromachismos en la adolescencia, a menudo ni siquiera las personas más conscientes en este tema nos damos cuenta de los micromachismos que hay en la sociedad!
      Totalmente de acuerdo, por eso he agradecido desconectar y volver a escribir cuando realmente me sintiera preparada e inspirada a ponerme y disfrutar del blog.
      Un besote, Noelia, de verdad que agradezco mucho tus palabras :)

      Eliminar
  2. Hola guapa !! que alegría tenerte de nuevo por aquí espero que actualices pronto, yo suelo pasarme a leer los blogs el día que actualizo el mio, después de actualizarlo me hago la ruta, espero leerte pronto bss feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasa algo parecido, hago la ronda visitando los blogs que me interesan y aprovecho para comentar un poco.
      Un beso, Sara.

      Eliminar
  3. Te leí hace unos días pero no te había dejado el comentario. Veo que estás dándole una vuelta a tu convicciones. Parece que somos unas cuantas las que andamos replanteándonos ciertas cosas. Me siento identificada en casi todos tus puntos, en unos más que en otros, y en el que me sitúo por excelencia es en el último. Estoy leyendo todo lo que puedo (soy muy fan de Barbi Japuta y tengo por aquí el tochazo de Simone de Beauvoir a ver si algún día me decido a ponerme con él), y recopilando información sobre la mujer en el Arte para recopilarlo de alguna manera más adelante... Entiendo muy bien eso de que te sientas novata en el tema, abrir los ojos ha sido duro, ver donde estamos realmente, lo desigual que es la sociedad y lo poco que lo sabemos es un jarro de agua fría, pero cuanto más lo sé más ganas tengo de hacer algo para que las cosas cambien... Estoy pensando en incluir algunos artículos reflexivos en el mi blog. Veremos.
    Por cierto, ya me he hecho con mi plantilla ;)
    Un abrazo guapa, fue genial veros de nuevo.
    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Elena, he ido viendo muchas cosas que estaban normalizadas en mi vida y mi entorno que claramente no son correctas. La verdad es que me siento muy bien leyendo sobre el tema e informándome, hay que aprender para crecer.
      Yo te animo a que lo hagas, si no recuerdo mal en el pasado hiciste uno y me gustó mucho leerte.
      Muchas gracias por haberos acercado aunque fuera solo a tomar un café, siempre me gusta veros cuando hemos tenido la oportunidad ;)
      Un besazo, bonita!

      Eliminar
  4. Hola!

    Me encantan este tipo de posts, pero lo que aun me encanta más es que hayas vuelto por aquí! Rebienvenida guapa!!

    Opino muy mucho igual que tu, aunque aun estoy medio desintoxicándome del tema rebajas, esto me va a costar (pero he mejorado mucho!). Tema comida, hace unos meses que me he pasado a comer todo ecológico en la medida que puedo (tener una cuñada payesa ayuda bastante). Y también he leído el libro de Marie Kondo, estoy en proceso de "liberación", pero aun no lo he completado. Pero he regalado mucha ropa y otros objetos.

    Bueno guapa, un besito, y me alegro que estés de vuelta!

    Eli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Eli, no voy a mentir y decir que no lo echaba de menos porque la verdad es que sí, echaba de menos el blog, leeros, leer los comentarios... aunque sí que implica trabajo detrás (todas lo sabemos). Una pena que justo volviera yo y tu te tomaras un respiro. Espero que este tiempo te ayude a volver a inspirarte y coger fuerza, conmigo, desde luego, que sí lo hizo.
      Pues sí que vas bastante en línea sí, sobre todo con lo de la ropa, yo me he sentido muy liberada y orgullosa de poder decir que apoyo comercios menores o que se preocupan por sus trabajadores y/o medio ambiente.

      Un besote y un abrazo enorme, Eli, me ha encantado volver a leer tus comentarios por aquí :)

      Eliminar